Ilustración de Sara Rojo para la Plataforma de Infancia

Ilustración de Sara Rojo para la Plataforma de Infancia


No hay camino para la paz, la paz es el camino

Mahatma Gandhi

El 30 de enero se celebra el Día Escolar de la Paz y la No Violencia, una jornada en la que se conmemora la muerte de uno de los precursores más importantes del movimiento pacifista, Mahatma Gandhi. En este día se trabaja en los centros escolares una temática relacionada con lograr una educación en valores como la tolerancia, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos.
El 30 de enero de 1948, uno de los más importantes líderes del pacifismo en el mundo, Mahatma Gandhi, moría asesinado a balazos por un fanático hindú. Para conmemorar una fecha tan señalada y promover sus tesis sobre la no violencia dentro de los centros educativos, se celebra desde 1964 el Día Escolar de la Paz y la No Violencia, fundado por el poeta mallorquín Llorenc Vidal y reconocido por el Ministerio de Educación y Ciencia en 1976.
La Plataforma de Infancia entiende que la mejor forma de conmemorar este día es escuchar lo que dicen los niños y niñas, protagonistas del futuro, sobre cómo quieren que se respeten sus derechos en el marco de la paz. Opiniones recogidas a través del Programa de Participación Infantil en las Políticas de Infancia, revelan lo que piensan:

“Todos los niños y niñas son importantes, yo también”

 “No hay que mirar a la gente de otras culturas con malas caras”

“Que exista el derecho a no tener miedo”

“No importa el color o la raza para poder casarse y tener una familia”

“Que todo el mundo tenga una casa donde vivir”

“Una multa a los padres que no lleven a sus hijos al colegio o al instituto”.

Estas son algunas de las ideas que recogimos en el documento La Fábrica de Ideas y que ilustran la visión que tienen los niños y niñas sobre sus derechos.
La Plataforma de Infancia, a través del seguimiento de la Convención de los Derechos del Niño (CDN), trabaja por que se cumplan con igualdad los derechos de la infancia en España. La CDN es un tratado internacional adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989 y ratificada por nuestro país en 1990, que se basa en cuatro principios básicos:
1. La no discriminación,
2. El interés superior del niño,
3. El derecho a la vida, la supervivencia y de desarrollo
4. La participación infantil.
Entre los artículos de los que habla la Convención, existen algunos que deben tenerse en cuenta coincidiendo con esta celebración del día 30 de enero:

Artículos 19, 34 y 39

Ningún padre o adulto tiene derecho a maltratar a los chicos y las chicas. El Estado debe adoptar todas las medidas que sean necesarias para protegerlos del cualquier maltrato, explotación y abuso. También debe intervenir cuando los padres no cuidan a sus hijos o son incapaces de hacerlo. Los chicos y las chicas que han sido víctimas del abandono, abuso o tortura o han tomado parte en hostilidades bélicas tienen derecho a recibir una ayuda especial. Tienen derecho a integrarse en un ambiente donde se les devuelva su autoestima y su dignidad

Artículos 32, 34 y 36

Los chicos y las chicas deben ser protegidos de la explotación, de la prostitución y de otras prácticas sexuales ilegales. También se les debe proteger de la utilización en espectáculos o en materiales pornográficos. El Estado debe proteger a los chicos y a las chicas de cualquier otro tipo de explotación que pueda perjudicarles.

Artículos 35

El Estado debe tomar las medidas necesarias para impedir el secuestro, la venta o el tráfico de menores.
Sin embargo, los últimos informes indican que queda mucho trabajo por hacer. Según el Informe de seguimiento de la Plataforma de Infancia sobre el cumplimiento de los derechos de la infancia en España, “los niños, niñas y adolescentes siguen expuestos a altos índices de violencia en tres vertientes distintas: como testigos, como víctimas o como chicos y chicas que recurren a la violencia”. Así, los datos de la Secretaria de Estado y Seguridad del Ministerio del Interior indican que en los últimos años el número de niños y niñas víctimas de delitos contra la libertad e indemnidad sexual han aumentado, el número de casos de corrupción de menores se ha duplicado y el de pornografía se ha triplicado.
Desde Plataforma de Infancia creemos que la sensibilización y la educación pueden prevenir la violencia, por eso acercamos los derechos a los niños y niñas, y trabajamos para que se cumplan.