El Comité de los Derechos del Niño de NNUU advierte del grave impacto físico, emocional y psicológico del COVID en los niños y pide a los Estados que tomen medidas

El Comité de los Derechos del Niño de NNUU advierte del grave impacto físico, emocional y psicológico del COVID en los niños y pide a los Estados que tomen medidas

El Comité de los Derechos del Niño ha realizado una declaración para concienciar a los Estados del profundo impacto que la pandemia tiene en la infancia, y la necesidad de tomar medidas para garantizar los derechos de los niños. A tenor de la declaración presentada por 10 órganos de Derechos Humanos de NNUU, este Comité encargado de velar por la implantación de la Convención sobre los Derechos del Niño ha realizado esta recomendación.

El Comité manifiesta su especial preocupación por la situación de los niños vulnerables sobre todo en aquellos países donde se han tomado medidas de confinamiento obligatorio o estados de emergencia. En concreto el Comité traslada 6 preocupaciones:

  • El Comité reconoce que en situaciones de estado de emergencia pueden restringirse algunos derechos para proteger la salud pública.Pero recuerda que esas restricciones deben ser proporcionales, mínimas y limitadas en el tiempo. Y recuerda que la pandemia tiene impactos en la salud, la educación, económicos, sociales y en el ocio de los niños y niñas, y que los Estados deben velar por que las medidas que se tomen tienen que tener en cuenta el interés superior del menor.
  • Se recomienda que se tomen soluciones creativas  y alternativas para garantizar el derecho al descanso, al ocio, al juego y a actividades culturales y artísticas. Entre estas soluciones se debería contemplar al menos una salida al día al exterior, respetando las medidas de distancia social y supervisadas. Así como una oferta artística y cultural para los niños en tv, radio y online.
  • Asegúrese de que el educación online no aumente las desigualdades existentes o reemplace la interacción alumno-maestro. El aprendizaje +plantea desafíos para los niños que tienen limitaciones o no acceso a tecnología o Internet o no cuentan con el apoyo parental adecuado. Deben estar disponibles soluciones alternativas para que esos niños se beneficien de la orientación y apoyo brindado por los docentes.
  • Establecer medidas inmediatas para asegurar que los niños sean alimentados con alimentos nutritivos durante el período de emergencia, desastre o encierro, ya que muchos niños reciben su única comida nutritiva a través del apoyo en la escuela.
  • A pesar de la creciente presión sobre los sistemas de salud y la escasez de recursos, no se debe negar a los niños acceso a la atención médica, incluidas las pruebas y una posible vacuna futura, salud mental, servicios y tratamiento para condiciones preexistentes.
  • Definir los servicios básicos del sistema de protección como esenciales y garantizar que seguir funcionando y disponible, incluidas las visitas a domicilio cuando sea necesario, y proporcionar servicios profesionales de salud mental para niños que viven en confinamiento. El confinamiento puede exponer a los niños a un aumento físico y violencia psicológica en el hogar u obligar a los niños a quedarse en hogares que son hacinados y precarios. Niños con discapacidades y problemas de comportamiento, así como sus familias, pueden enfrentar a más dificultades al estar encerrados. Los Estados deberían fortalecer el teléfono y la conexión a internet, así como actividades de sensibilización a través de TV, radio y canales en línea. Estrategias para mitigar el impacto social de la pandemia de COVID-19 también deben incluir medidas específicas para proteger a los niños, especialmente a los que viven en la pobreza y no tienen acceso a una vivienda adecuada.
  • Proteger a los niños cuya vulnerabilidad se incrementa aún más por la excepcional circunstancias causadas por la pandemia. Estos incluyen niños con discapacidades; niños que viven en la pobreza; niños en situaciones de la calle; niños migrantes, solicitantes de asilo, refugiados y desplazados internos; minorías, niños con afecciones de salud; niños privados de libertad o confinados en instalaciones de detención policial, cárceles, ,centros de detención de migrantes o campamentos; y niños que viven en instituciones. Los Estados deben respetar el derecho de todos los niños a la no discriminación en sus medidas para abordar la pandemia  y tomar medidas específicas para proteger niños en situaciones vulnerables.
  • Liberar a los niños de todas las formas de detención, siempre que sea posible, y proporcionar a los que no pueden ser liberados con los medios para mantener un contacto regular con sus familias Muchos Estados han adoptado medidas para restringir las visitas y oportunidades de contacto para niños que viven en instituciones o privados de libertad, incluidos niños confinados en instituciones policiales, cárceles, centros seguros, migración centros de detención o campamentos. Si bien estas medidas restrictivas pueden verse como
    necesarias a corto plazo, durante largos períodos tendrán un marcado negativo efecto en los niños. A los niños se les debe permitir en todo momento mantener contacto con sus familias, y si no en persona, a través de comunicación electrónica o por teléfono. Los niños en situaciones migratorias no deben ser detenidos ni separados de sus padres si están acompañados.
  • Prevenir el arresto o la detención de niños por violar directivas relacionadas con COVID-19, y asegurar que cualquier niño que fue arrestado o detenido es devuelto inmediatamente a su familia.
  • Difundir información precisa sobre COVID-19 y cómo prevenir infección en idiomas y formatos que sean amigables para los niños y accesibles para todos los niños, incluidos los niños con discapacidad, los niños migrantes y los niños con acceso limitado a Internet.
  • Brindar oportunidades para que las opiniones de los niños sean escuchadas y tomadas en cuenta en los procesos de toma de decisiones sobre la pandemia. Los niños deberían comprender lo que sucede y sentir que participan en las decisiones que se están haciendo en respuesta a la pandemia.

Puede consultarse la recomendación completa en https://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CRC/Shared%20Documents/1_Global/INT_CRC_STA_9095_E.pdf

 


También te puede interesar:

Etiquetas: ,
Ricardo Ibarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el siguiente campo *

« Más de 30.000 ONG valoran el escudo social del Gobierno, pero piden ir más allá para proteger a las personas vulnerables
Mejorar la vida de niños, niñas y sus familias, una razón más para marcar la “X Solidaria” en la renta »

COVID-19

COVID19 – 100 MEDIDAS A FAVOR DE LA INFANCIA

100 medidas para proteger a la infancia en la crisis del COVID-19

xsolidaria

Marca la XSolidaria

Calendario de Eventos

<<Jun 2020>>
lmmjvsd
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 1 2 3 4 5