El Gobierno de España ha comparecido en Ginebra ante el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas para evaluar su aplicación de la Convención sobre los Derechos de Niño.