El objeto del estudio es la recopilación de la información y datos estadísticos de forma exhaustiva, procedentes de todas las regiones, acerca del número y la situación de los menores de edad privados de libertad; compartir buenas prácticas; y formular recomendaciones sobre medidas efectivas para prevenir las violaciones de derechos humanos contra niños, niñas y adolescentes detenidos y para reducir el número de los que han sido privados de libertad.