Padre Ángel, Mensajeros de la Paz: «De haber buenos gestores, habría menos pobreza»