La separación de familias migrantes a Estados Unidos constituye un acto de crueldad, y una acción que viola los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes.  Estas acciones violentan la dignidad humana afectando el pleno desarrollo de la infancia...