La Plataforma de Infancia pide a los partidos políticos que los niños y las niñas sean una prioridad en sus programas