Con la entrada en vigor del III Protocolo los niños, niñas o representantes podrán contar con un instrumento para denunciar violaciones graves, como los casos de violencia, explotación o discriminación ante Naciones...