La Plataforma de Infancia se ha propuesto fortalecer la capacidad de interlocución de las entidades de infancia ante las administraciones públicas y la sociedad en general, para poder contribuir en el diseño de políticas dedicadas al bienestar de la infancia y hacer que las políticas sociales tengan siempre presente los derechos de los niños y las niñas.