Más de 30.000 ONG valoran el escudo social del Gobierno, pero piden ir más allá para proteger a las personas vulnerables