La falta de productos de higiene menstrual, una barrera más para la educación de las niñas en el mundo