Más de 14 millones de personas están en situación de hambruna en una de las mayores crisis alimentarias en el sur de África