Las organizaciones de infancia reclamamos una ley para erradicar la violencia contra niños y niñas