Este Pacto de Estado, entendemos desde la Plataforma de Infancia, "es la mejor herramienta para ofrecer estabilidad a las políticas de infancia y para garantizar la protección de lo más vulnerables, los niños y niñas".