La UE ha sido donante de fondos de ayuda y cooperación, defensora de los derechos humanos y del desarrollo sostenible. Debe continuar este legado, hoy más que nunca, para defender y proteger los derechos de la infancia...