Plataforma de Infancia pide no prohibir uso de parques infantiles de manera sistemática

#NoAlCierreDeParques: Pedimos no prohibir el uso de los parques infantiles ni de zonas verdes de manera sistemática

#NoAlCierreDeParques: Pedimos no prohibir el uso de los parques infantiles ni de zonas verdes de manera sistemática

Parques infantiles y COVID-19: los derechos de los niños y niñas en juego

En su informe ‘Parques infantiles y COVID-19: los derechos de los niños y niñas en juego’ la Plataforma de Infancia recoge evidencia de diferentes estudios y análisis que apuntan a la baja probabilidad de que un niño o niña se infecte por SARS-CoV-2 en un parque infantil al aire libre, así como de la importancia de mantener los parques y zonas infantiles al aire libre abiertos, al ser espacios necesarios para el bienestar físico y emocional de niños y niñas.

Madrid, 21 diciembre 2020. Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, los parques infantiles y zonas de juego se cerraron como posibles focos de contagio, lo que, junto con el cierre de los centros escolares y el confinamiento domiciliario vivido durante el estado de alarma ha supuesto un impacto negativo en el bienestar, desarrollo, y derechos de los niños y niñas.

En el informe Parques infantiles y COVID-19: los derechos de los niños y niñas en juego presentado hoy por la Plataforma de Infancia, se recogen los resultados de varios estudios y análisis realizados hasta el momento que apuntan que la tasa de infección en niños es inferior a la de los adultos, y que la mayoría de los niños y niñas contagiados presentaban síntomas muy leves y rara vez han precisado de hospitalización. Asimismo, se ha comprobado que la posibilidad de que estos contagien a otros niños o a adultos también es menor, a diferencia de otras enfermedades como la gripe. Es decir, en principio, las evidencias actuales empiezan a apuntar que los niños y niñas sufren menos la enfermedad, no se contagian más, y contagian menos que las personas adultas.

El informe Parques Infantiles y COVID-19: los derechos de los niños y niñas en juego indica que, según la evidencia científica que existe hasta el momento, los parques infantiles no son una fuente especial de transmisión de la COVID, sin haberse registrado ningún brote o infección en un parque infantil abierto. Es más, considera que los parques y zonas infantiles al aire libre son espacios seguros al haber una excelente circulación de aire.

“Aunque el cierre de parques y zonas al aire libre no tenga un impacto negativo en la actividad económica, sí lo tiene en la vida y derechos de los niños y niñas, poniendo muchos obstáculos a su derecho y su necesidad de jugar” explica Ricardo Ibarra, director de la Plataforma de Infancia. “Esto es especialmente importante durante el periodo vacacional, ya que los colegios están cerrados y los niños necesitan espacios seguros donde estar”.

Asimismo, desde la Plataforma de Infancia señalamos que esta falta de espacios para los niños, niñas y jóvenes puede traer otros efectos negativos para su salud como el aumento del sedentarismo y la obesidad, la sobreexposición a pantallas, problemas de salud mental o la limitación del efecto positivo de la exposición al sol.

Tras todas las restricciones que han vivido los niños y niñas sería recomendable favorecer que la infancia pasara el mayor tiempo posible en la calle, ya que los expertos lo consideran lugar seguro en el que van a poder estar y relacionarse. “Mantener abiertos los parques infantiles no solo redunda en el bienestar de la infancia y parece no poner en riesgo grave a los niños y niñas, sino que puede ser también una medida de prevención del contagio del virus, al evitar que las personas se relacionen en otros espacios cerrados más inseguros” añade Ibarra.

Por todo ello, la Plataforma de Infancia pide a las administraciones públicas, que no prohíban el uso de parques infantiles y zonas verdes al aire libre de manera sistemática y que valoren la posibilidad de priorizar otras medidas con mayor impacto en el control de la pandemia, teniendo en cuenta el impacto en el bienestar del niño y de la niña y no sólo cuestiones económicas.

Durante el estado de alarma, y hasta su finalización el 20 de junio de 2020, se estableció en todo el territorio estatal el cierre de parques infantiles. Una vez finalizado, algunas ciudades anunciaron su reapertura, y en otros casos esta reapertura se decretó a través de órdenes a nivel autonómico. Los municipios que decidieron reabrir los parques infantiles tuvieron que consensuar las medidas de seguridad que se establecieron con la Agencia de Salud Pública y con el Gobierno, ya que, a diferencia del decreto del estado de alarma, que ordenaba su cierre, en ningún documento ni decreto a nivel estatal sobre desescalada se hacía mención a los parques infantiles. Durante el verano se reabrieron en algunas zonas, pero con el aumento de nuevos casos algunas administraciones los han vuelto a cerrar, como una medida de protección ante la propagación de la enfermedad.

El borrador de orden elaborado por el Ministerio de Sanidad el 1 de octubre que contenía nuevas restricciones que debían aplicar las Comunidades Autónomas incluía en un primer momento el cierre de parques infantiles. No obstante, el acuerdo definitivo adoptado por el Consejo Interterritorial eliminó esta medida. En la actualidad, la decisión última del cierre de parques infantiles la toman las autoridades autonómicas y locales.


Larry Ollarve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el siguiente campo *

« #MisDerechosEnLaRed, una consulta a chicos y chicas sobre sus derechos en el entorno digital 
Las 10 acciones o noticias de la Plataforma de Infancia que han despertado más interés en 2020 »

COVID-19

Calendario de Eventos

<<Ene 2021>>
lmmjvsd
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31