La Plataforma de Infancia y Eurochild piden a los Jefes de Estado y Gobierno de la UE que aprueben la Garantía Infantil Europea

07 mayo 2021 | ACTUALIDAD, INTERNACIONAL, NOTICIAS DESTACADAS

Madrid, 7 de mayo de 2021. Con motivo de la Cumbre Social de Oporto, que tiene lugar los días 7 y 8 de mayo, la Plataforma de Infancia se hace eco de la campaña sobre pobreza infantil y la Garantía Europea en que los niños y niñas se preguntan #PodemosConfiarenTi #CanWeBelieveinYou creada por la red europea de organizaciones de infancia Eurochild, de la que la Plataforma de Infancia forma parte.

Esta campaña pone de manifiesto la invisibilidad de la pobreza infantil en Europa, donde casi 18 millones de niños y niñas ya estaban en riesgo de pobreza antes de la pandemia.

En España uno de cada tres niños y niñas está en riesgo de pobreza. La campaña #PodemosCreerEnTi de Eurochild y sus organizaciones miembro intentan que los responsables políticos a nivel nacional den prioridad a la infancia e inviertan en ella.

“Pedimos a los jefes de Estado y Gobierno de la UE que se reúnen hoy y mañana en Oporto que asuman la recomendación de la Comisión Europea de crear una Garantía Infantil Europea” explica Ricardo Ibarra, director de la Plataforma de Infancia “Sufrir de pobreza durante la infancia puede acarrear consecuencias de por vida. Tenemos que actuar ahora si queremos evitar que los efectos de la pandemia perduren durante toda una generación”.

La Garantía Infantil Europea tiene como objetivo garantizar que todos los niños y niñas tengan una educación y asistencia médica gratuitas, una vivienda digna, una alimentación adecuada y acceso gratuito a la guardería. Esta Garantía está acompañada de una ambiciosa Estrategia Europea para los Derechos de la Infancia que incluye el objetivo marcado por la Comisión Europea, de sacar de la pobreza al menos a 5 millones de niños y niñas para 2030.

“Las organizaciones de infancia consideramos que, aunque este objetivo sería un paso significativo para reducir la pobreza infantil, no está alineado y es poco ambicioso comparado con el objetivo que plantea Naciones Unidas de acabar con la extrema pobreza y reducir a la mitad la pobreza en todas sus formas para 2030” explica Ibarra.

La aprobación de esta recomendación, propuesta por la Comisión Europea, supondría garantizar que todos los Estados miembros establezcan diversas obligaciones como la creación de un coordinador nacional, establecer un Plan de Acción para la ejecución de los fondos, e implementar medidas en torno a garantizar el derecho a la nutrición y a la vivienda, así como la educación infantil para niños y niñas vulnerables.

En este sentido, el Gobierno español ha creado un Alto Comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil y se han conseguido algunas medidas a nivel estatal, como la mejora de la prestación por hijo a cargo o la creación del ingreso mínimo vital. Algunas autoridades locales han abordado la problemática de la pobreza infantil, “sin embargo, estamos todavía lejos de mejorar estructuralmente un problema que con la COVID-19 se va a ver agravado” añade Ibarra “Por ello es fundamental el compromiso de los líderes europeos en Oporto para la creación de la Garantía Infantil Europea”.